Hipertrofia de Amígdalas y/o Adenoides

Los niños desde su nacimiento tienen aspectos de su anatomía que los diferencian de los adultos. Uno de estas grandes diferencias es el diámetro de su vía aérea y digestiva, que en los niños es muy reducida con lo cual la más mínima obstrucción física o mecánica puede disminuir aún más su calibre dificultando el paso del aíre y/o comida.

Las adenoides, también conocidas como vegetaciones son un tipo de tejido linfoide que se encuentra por detrás de la nariz en las fosas nasales, si este tejido crece de tamaño, o como en muchos de los casos, es muy grande desde el nacimiento, ocupa un espacio dentro de la nasofaringe (parte de la faringe por detrás de la nariz) que causa dificultad para respirar, teniendo la clásica imagen de niño que respira por la boca y que a su vez tiene dificultades para realizar deporte, para comer y por supuesto para dormir.

Las amígdalas palatinas se corresponden al tejido linfoide que se encuentra en ambos laterales de la orofaringe, forman junto con las adenoides y otro grupo de amígdalas que se encuentran en la lengua, el anillo de Waldeyer. Muchos niños tienen amígdalas palatinas muy grandes, el hecho simplemente de tenerlas grandes no implica enfermedad, si no dan síntomas ni complicaciones. Las amígdalas palatinas grandes o hipertróficas, pueden derivar en problemas para dormir como síndrome de apnea hipopnea del sueño infantil.

El tratamiento de la hipertrofia adenoidea se conoce como adenoidectomía, se realiza con anestesia general y a través de la boca del paciente, es una cirugía que tiene una recuperación muy cómoda para el niño pudiendo incorporarse a su actividad normal de forma temprana.

El tratamiento de hipertrofia amigdalar se realiza también en quirófano mediante anestesia general, existen general dos formas de abordar de forma quirúrgica el tamaño de las amígdalas:

  1. La amigdalectomía es un procedimiento quirúrgico en la que se extirpan las amígdalas, ubicadas a ambos lados del paladar, de forma completa, incluyendo la llamada cápsula de la amígdala.

La cirugía se realiza a través de la boca; con técnicas modernas consiguiendo un pos operatorio más corto y cómodo.

  1. Radiofrecuencia de amígdalas , en las cuales a través de un sistema de ondas de sonido los tejidos amigdalinos disminuyen de tamaño sin necesidad de su extirpación completa

Solo la correcta valoración por parte del otorrinolaringólogo puede determinar qué tipo de tratamiento es el apropiado en cada caso, tanto la adenoidectomía como la amigdalectomía se pueden realizar en mismo procedimiento quirúrgico sin necesidad de anestesiar al niño en dos ocasiones

CONTACTO

Pablo Reyes Burneo
Tlfn: + 34 642 26 74 83
Email: info@pabloreyesotorrino.com

www.pabloreyesotorrino.com 2018